Archivo de la categoría: Google

Una curiosidad: cómo es un data center de Google

Hoy día, cuesta entender Internet sin Google y las herramientas creadas por la empresa que en 1998 fundaron Larry Page y Sergei Brin. Para que el buscador, Gmail, Google Maps, Adwords y un largo etcétera de servicios funcionen, necesita unos centros de procesamiento de datos (conocidos como CPD o, en inglés, data center) para almacenar y procesar toda la información. A mayor tamaño de la organización, más grande es el data center. ¿Cómo es uno de Google? Inmenso, con una infraestructura colosal, como podéis ver pinchando en el vídeo

También se puede hacer una visita virtual con Street View

 

Información de trafico en tiempo real en Google Maps

Uno de los servicios más utilizados para localizar poblaciones, calles o saber cómo llegar a un destino es Google Maps. Disponible tanto para ordenadores como para dispositivos móviles, es un servicio gratuito al que se han ido añadiendo numerosos complementos, como fotografías, visión vía satélite, mapas en 3D con Google Earth o Street View, que permite explorar lugares de todo el mundo mediante imágenes a pie de calle de 360 grados. Pero faltaba una función ya disponible en otros países y que llega a tiempo para las vacaciones de verano: el estado del tráfico en tiempo real.

En 2008 introdujeron esta opción en Estados Unidos pero solo ahora ha llegado a España y a doce países europeos más: Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Israel, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia, Eslovaquia y Suiza. La cobertura incluye todas las autopistas y carreteras, así como grandes vías de las principales ciudades y tiene un intervalo de actualización de cinco minutos, permitiendo conocer las incidencias y estudiar alternativas para evitar atascos.

La novedad está disponible para la versión web de Google Maps, las aplicaciones para móviles y tabletas (iPhone, Android, Blackberry, iPad…) y el servicio desarrollado para navegadores (Google Maps Navigation).

Activación y funcionamiento
Tras acceder a Google Maps desde un ordenador, hay que dirigirse a la parte superior derecha de la pantalla y situar el ratón en la pestaña que aparece debajo de «Satélite» . Se abrirá una ventana con diversas posibilidades y hay que pinchar en la opción «Tráfico». Automáticamente veremos cómo aparecen todas las vías de las que nos ofrece información. En la parte inferior izquierda de la pantalla se muestra una ventana de «Tráfico en directo», con la leyenda del significado de los diferentes colores con los que están marcados las carreteras (de rojo con franjas negras a verde), para conocer si el tráfico es lento o rápido.

Una vez activada esta capa de tráfico podemos seleccionar la zona de la que queremos información, bien utilizando la opción de acercar la imagen o en el cajetín de búsqueda. En Galicia muestra datos de los principales viales, aunque todavía no están disponibles las ciudades. Sí muestra datos de Madrid, Barcelona o Valencia.

Otra funcionalidad interesante es que incluye la predicción del estado del tráfico por día de la semana y hora, basado en la información que el sistema ha ido recopilando en el pasado y con fórmulas que calculan lo que sucedió en fechas similares. Para realizar esta consulta hay que seleccionar «Cambiar», al lado de la ventana inferior con la leyenda que muestra los colores del estado, y elegir día y hora.

Para activar el servicio de tráfico en tiempo real en las aplicaciones para móviles y navegadores (y sin entrar las especificaciones de cada dispositivo) hay que dirigirse a  «Opciones» y seleccionar la capa de «Tráfico».

La importancia del contenido en tu web de empresa o profesional

la importancia del contenido.Artículo del blog gugleando, escrito por francesc_pumarola

El número de usuarios que navegan diariamente y que recurren a Internet para encontrar cualquier tipo de información crece de forma imparable. El problema es que actualmente existen millones de páginas web que cubren las más variadas temáticas ¿Cómo conseguimos destacar entre tanta información? La clave está en la relevancia de los contenidos y el interés que despierten para fidelizar a los potenciales clientes y conseguir que vuelvan.

Por contenido entendemos cualquier información, producto, servicio o recurso presente en la web y podemos dividirlos en estáticos (los que no varían, como datos de la empresa) y dinámicos (los que se modifican con regularidad). Aspectos fundamentales a tener en cuenta:

Estructura sencilla y clara. Los diversos tipos de contenido que conforman la página deben estar organizados de forma lógica, para que se puedan encontrar con facilidad y sin tener que recurrir a un número excesivo de clicks. Esta estructura debe mantenerse en las diferentes partes de que conste el sitio. Además, deben diferenciarse las zonas donde el contenido es estático o dinámico.

Información mínima. Todavía hay webs de empresas que no facilitan el poder ponerse en contacto con ellas. Es necesario ofrecer datos como teléfono, correo electrónico, horario de atención al público o ubicación. Pero también destinar un espacio donde poder contar la evolución o los logros de la compañía.

Actualización periódica. Una web sin actualizar es una inversión desaprovechada. Hay que intentar añadir contenidos con cierta frecuencia e incorporarles su fecha de publicación.
También hay que ser constante. Mejor actualizar una vez a la semana que no cuatro veces un día y luego descuidar la web durante un mes.

Página desfasada. Tan importante como incorporar nuevo contenido es eliminar todo aquello que se haya quedado desactualizado o modificarlo para que vuelva a estar vigente.

Contenidos útiles y de calidad. Además de actualizar la información disponible, lo que más tráfico atraerá es ofrecer contenidos únicos y actuales. Es lo que necesitan encontrar los buscadores para incorporarlo a sus resultados. Cuanto más único y diferenciador sea, más visitas recibiremos procedentes de Google. Muchas veces la clave está en proporcionar valor a tu web con información útil relacionada con lo que comercializas. Como en el caso de Pescanova y sus recetas de cocina.

Promoción. Cuando actualices los contenidos, es importante comunicarlo a tus visitantes. Para ello, es útil dedicar zonas específicas en la portada donde poder contar las novedades.

Contenido generado por el usuario. En la era de la web 2.0 hay que ofrecer la posibilidad de opinar o hacer comentarios. Permite conocer los intereses de los posibles clientes y además, esas aportaciones consiguen que el contenido se actualice sin esfuerzo por nuestra parte.