Recomendaciones a políticos y marcas para sacarle provecho a Twitter

Los partidos políticos están ya con la mirada puesta en las elecciones del 20-N, unos comicios en los que las redes sociales van a ser parte fundamental de la estrategia de comunicación. La forma de relacionarse ha variado, intercambiamos mucha más infomacion gracias a las nuevas posibilidades tecnológicas y los equipos electorales son conscientes que tienen que adaptarse al nuevo escenario.

Una de las redes fundamentales en estos momentos es Twitter, por las posibilidades informativas que ofrece y la inmediatez con la que se propagan los mensajes. Y los dos principales aspirantes a la presidencia ya han debutado en ella. Primero lo hizo Alfredo Pérez Rubalcaba, con el nick @ConRubalcaba y la semana pasada se incorporó el candidato del PP con @marianorajoy. Éste último tiene más seguidores y los han conseguido de forma más rápida que su contrincante, pero más allá de la anécdota, lo relevante es que las dos han sufrido ya los primeros reveses en los 140 caracteres que contiene un tuit. Los encargados de gestionar el perfil de Rajoy quisieron conectar con los ciudadanos creando la etiqueta #preguntaleamariano para que expresaran todas sus dudas o inquietudes, pero las redes sociales son un arma de doble filo y la idea se convirtió en todo lo contrario a lo que los asesores pretendían: un contenedor de burlas y mofas. Y lo mismo le sucedió tiempo atrás al candidato del PSOE con la etiqueta #RubalcabaSi (pinchad en los enlaces y veréis)

¿Cómo se puede aprovechar mejor el potencial de Twitter? Unas recomendaciones que podemos aplicar tanto a personas como a candidatos o marcas:

Transparencia
Si creamos un perfil personal, debería actualizarlo esa persona. Si lo va a gestionar un equipo, mejor comunicarlo o crear un perfil genérico. Una alternativa, para cuando hay un equipo detrás, es indicar quién lo ha escrito con una firma al final del tuit,  como hace @ConRubalcaba o, en el caso de empresas, @BancoSabadell.

Cautela
Los mensajes que escribimos son públicos y una fuente informativa cada vez más utilizada. Hay que cuidar lo que se dice, porque los errores se suelen propagar con gran rapidez.

Aportar valor
Los tuits deben contener información valiosa o de utilidad, no tiene sentido llenar el timeline de nuestros seguidores con banalidades. Y tenemos más posibilidades que el mero texto: enlaces, etiquetas, fotos… que permiten enriquecer el tuit.

Diálogo
Twitter es un canal para conversar, interactuar… no se trata de enviar mensajes con consignas o de convertir la cuenta en un monólogo. La esencia está en el diálogo que se genera, por eso es también recomendable responder, incluso a las críticas ¿Y ante un troll? Eso ya es distinto. Podemos intentar dialogar con alguien, aunque sea totalmente contrario a nosotros o a quien representamos. Pero si veis que no hay solución, yo soy partidario de no hacerle caso.

Calidad
¿Cuánto hay que escribir? Tan malo es no tuitear nunca como hacerlo en exceso, pero no hay una cifra ideal. Lo importante es que la calidad debe primar a la cantidad.

Comprensible
Los tuits deben tener sentido por sí mismos, porque los seguidores pueden no haber leído el mensaje anterior. Por ello, al responder o retuitear un mensaje, conviene incluir parte de la pregunta que lo origina.

A quién seguir
No hay que hacerse seguidor de nadie por el mero hecho de que nos siga. Lo mejor es entrar en su tablón, ver sobre qué tuitea en su timeline y, sólo si nos interesa, empezar a seguirlo. En este sentido, es muy bueno el tuit que José Luis Orihuela ha publicado esta semana criticando una actitud habitual: «Me dijo: “Sígueme así te puedo mandar un DM”. Le dije: mándame un mail.»

Lenguaje
Conviene cuidar las expresiones y la ortografía. El que haya que ser conciso no implica escribir mal. Muchos confunden un tuit con un SMS a un amigo.

Repetir
Si crees que una información es relevante, no dudes en reenviarla más de una vez, aunque a horas distintas. Tus seguidores no están conectados permanentemente y puede que un tuit despierte mayor o menor atención dependiendo del horario en el que haya sido enviado.

Y por último…
Un consejo práctico: el mensaje que no llegue a los 140 caracteres (¡incluido vuestro nick!): eso facilita hacer RT a los que les haya interesado la información y no obliga a editarlo.

Información relacionada

Un pensamiento en “Recomendaciones a políticos y marcas para sacarle provecho a Twitter

  1. Miguelangel Autor

    Si no vas a internet con ese pensamiento en la mente…. quizá mejor que no vengas. Ahorrarás tiempo, dinero (nuestro dinero) y disgustos. Y nosotros viviremos más felices.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *